Una invitación a alimentarnos y movernos con amor.

 

Polinizar es el acto de transportar el polen para permitir la fecundación de las plantas. Sencillos movimientos de amor que alimentan a unos y reproducen al otro son escenciales para mantener la vida de este planeta. Esta serie de fotografías está dedicada a estos pequeños seres alados, abejas, abejorros, avispas, colibríes, mariposas, que con su simple ser amoroso cuidan la vida. De ellos dependemos todos, porque en este mundo todo está intimamente ligado. De una o de otra manera nuestras acciones ayudan a preservar este equilibrio o a deshacerlo. Reconocerlos es una forma de honrar la vida en la Tierra y hacer un llamado a la conciencia del amor en nuestras acciones mas simples: alimentarnos y movernos de aquí pa’llá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *